Inicio » Masas » Cómo hacer pan con harina de arvejas, fácil y nutritivo
Pan con Harina de Arvejas

Cómo hacer pan con harina de arvejas, fácil y nutritivo

¡Comparte la Receta con tus amigos!

Si quieres comenzar a incluir otro tipo de harinas más saludables en tu dieta, estás en el lugar correcto porque la receta que vamos a ver hoy seguro te despertará tu curiosidad. Se trata de este pan con harina de arvejas que te va a ser sumamente útil para preparar sándwiches de jamón y queso o atún para el almuerzo o para tus picadas del fin de semana untado en un paté de morrón, queso crema o un dip de tomates secos.

Los que siguen el blog desde hace tiempo sabrán que me gusta experimentar con otras harinas diferentes a la de trigo. Así podemos darles visibilidad y ayudar a quienes no saben en qué utilizarlas. Muestras de ello son las recetas de la pizza con harina integral y los crepes de harina de garbanzo que tengo publicadas. La harina de arvejas puede ser una de esas harinas desconocidas para muchos. No obstante, es un ingrediente muy interesante pues nos brinda un mayor aporte de proteínas, casi 20 gramos por cada 100, fibra y carbohidratos complejos. Lo que hace que este pan sea muy saciante y rendidor. Se puede conseguir fácilmente en cualquier local de productos naturales.

Ya en otras ocasiones mencioné la importancia de incluir las legumbres en nuestra alimentación diaria debido a los beneficios que aportan a la salud. Alimentos como las arvejas, los porotos o frijoles, los garbanzos y las lentejas han sido esenciales en la nutrición del ser humano durante siglos. Por ese motivo, debemos sacarles provecho. La harina de arvejas nos ofrece una forma diferente de aprovechar esos beneficios nutricionales gracias a su versatilidad. Con ella podemos hacer tartas, sopas, panes o crepes.

Normalmente se recomienda utilizar aproximadamente un 30% de harina de arvejas en las recetas y el resto complementarlo con otras harinas. Pues con esa cantidad es más que suficiente para mejorar el aporte nutricional del pan. En este caso para complementar voy a utilizar maicena y harina de avena o avena instantánea procesada, si no contamos con la misma. Así que sin más, espero que se animen a probar este pan que es muy fácil de hacer y me comenten cómo les fue con esta receta.

Si estás interesado en ver más formas de utilizar las legumbres en tus comidas, te recomiendo el hummus de garbanzos, las hamburguesas de lentejas y avena y el pan integral con harina de garbanzos. Tres maneras diferentes de incluirlas, pero igual de interesantes y por sobre todas las cosas saludables y deliciosas.

Si te gustó y te resultó útil esta receta, te agradecería mucho si te pudieras tomar algunos segundos para compartir el enlace en las redes sociales con tus amigos y seguidores.

Detalles de la Receta

Porciones

12-15 porciones

Tiempo de Preparación

45 minutos

Tiempo de Cocción

30-40 minutos

Dificultad

Muy fácil

Ingredientes

Ingredientes

  • 1 y ½ taza de harina de arvejas

  • 1 y ½ taza de fécula de maíz o maicena

  • 1 y ½ taza de avena instantánea (procesada) o harina de avena

  • 1 sobre de levadura seca (10 g o 12 g)

  • 3 cdas. de semillas de chía

  • 1 cdta. de sal

  • 4 cdas. de aceite vegetal

  • 3 tazas de agua tibia

Cómo hacer pan con harina de arvejas

Preparación del pan con harina de arvejas

Instrucciones

  • Si utilizamos avena instantánea, pasarla por la procesadora unos minutos hasta que la textura se asemeje a la de la harina.
  • Mezcla en un bol la harina de arvejas, la de avena y la maicena o fécula de maíz.
  • Agregar los otros ingredientes secos: las semillas de chía, la sal y por último la levadura tratando de evitar que se toque con la sal. Mezclar nuevamente.
  • Hacer un hueco en el centro, colocar las cucharadas de aceite y poco a poco el agua tibia para formar la masa sin que se formen grumos.
  • Nos va a quedar una masa bastante líquida al principio. Dejar leudar por unos 30 minutos. En ese tiempo la avena se va a hidratar y la masa va a espesar un poco. Igualmente va a seguir siendo bastante líquida para lo que son normalmente las masas de panes.
  • Utilizar un molde antiadherente o aceitarlo y en el fondo colocar un papel manteca.
  • Verter la masa en el molde y dejar leudar unos 10 minutos más.
  • Llevar al horno a temperatura moderada. El tiempo como siempre digo puede variar de acuerdo a cada horno y los moldes utilizados. Podría ser entre 30 y 40 minutos aproximadamente.
  • Para comprobar si el pan está listo, pinchar con un cuchillo o mondadientes en el centro. Si sale limpio está pronto.
  • ¡Servir y disfrutar!
Por favor espera...

Deja un comentario en la receta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Este campo es obligatorio